domingo, 26 de julio de 2009

Para este propósito fuí reservad@


El 30 de Marzo del presente cronólogico, publiqué, al menos para mí, un interesante título; "Para cultivar el milenario arte del Buen Pensar", junto con alguna cita de Einstein, que bien hacía referencia dicha eminencia científica a la divinidad del espíritu.
Desde antes de aquella nota, mi descubrimiento, permanecía en mi escritorio, para que de vez en cuando y sólo si me daba el tiempo, repasar los escritos, y las publicaciones de dicha página, temas, soliloquios y reflexiones que cada vez que leo, descubro algo nuevo, y que considero un tesoro, y es tal la riqueza que quise compartirla, porque del modo que me llegó, sólo puedo atribuirlo a un hecho predestinado, ya convencida de que toda acción no sucede al azar, está "perfectamente" bien hecho por Él.

¡ Elí, Elí !
Lama Sabactini
(Grito de victoria de Jesucristo en la Cruz)
1ra traducción griega del arameo;
¡Dios Mío, Dios Mío!
¡Para este propósito fuí reservado!

Y aquella otra traducción o interpretación de lamento y abandono, más que de victoria, es la que universalmente hemos conocido o nos la enseñaron desde antaño,circulando en las escrituras sagradas y proclamada sensacionalistamente en versiones musicales y del cine.

Sin embargo, el libre albedrío me dice que la primera traducción, es la correcta, única y verdadera clamación y grito de VICTORIA que Jesucristo nos dejó.
Lo que me invita a Pensar divina y no humanamente, esta Vida es un tránsito y no es la única, y que cada Muerte es un paso más...hacia la Luz.

Con humilde decisión, y valiente determinación me reconozco de MADERA


Dios puso en el mundo vasos de oro, plata, madera y barro,
para que las almas los ocuparan de acuerdo al mérito de sus
propias acciones en vidas pasadas.

Si Dios endurece un corazón es para que se experimente
los efectos del mal y se pueda aprovechar la amarga experiencia
en la próxima encarnación.

Partimos usando cuerpos con mentes equivalentes;
primero cual vasos de barro, luego de madera,
plata y al fin de oro...
AMOR

...El verdadero Amor te transforma,
es verdadero aquel Amor que suma no resta,
...El verdadero Amor es gratis, nunca pide nada a cambio,
...El verdadero Amor es un todo,
...El verdadero Amor te enriquece.

CUANDO ME SIENTO LA MUJER MÁS AFORTUNADA...

Los verdaderos bienes del hombre,
como supistéis en tiempos y habéis olvidado
son la salud del cuerpo, la paz de la conciencia,
la serenidad del espíritu, la bondad de los afectos,
la espontánea alegría de carácter,
la capacidad de entender y gozar de las bellezas
naturales y creaciones artísticas.
A nadie, ni siquiera al último de los pordioseros
está negada la virtud iluminante de la naturaleza
y la consolación del Amor que todo lo salva.








martes, 21 de julio de 2009

Poema de Sabiduría

Mucho de lo malo que vemos en la gente
se debe tan solo a falta de desarrollo de
cualidades y facultades buenas en su Alma.

Lo que generalmente llamamos vicios,
se debe a la ausencia de las correspondientes
virtudes que todavía no se han incorporado en el Alma.

Si bajo esta Luz miramos a nuestro prójimos,
tendremos que adoptar una actitud más caritativa
hacia sus debilidades y deficiencias de carácter,
y en vez de considerarlos malos o pecadores,
los consideraremos simplemente como Almas poco desarrolladas aún.

Les falta completar sus retratos de seres perfectos,
que todos tendremos que completar; y no es razonable que
adoptemos otra actitud que la de simpatía y tratemos de ayudarlos.