sábado, 15 de mayo de 2010

Grandeza Humana

Uno de los testimonios màs elevados de la grandeza humana;
"Me miro tal como aparezco a mí mismo.Una criatura malsana y quimérica, enamorado del bien en intención, pero sin vigor cuando se trata de luchar; el cuerpo débil, la inteligencia, esa inteligencia de la que me enorgullecía tanto, fuertemente disminuída. El temperamento gastado. ¿Qué puedo en realidad? Mi valor profesional como estudiante de filosofía es muy débil, estoy muy por detrás de mis camaradas en cuanto a conocimientos, entrenamiento para hablar o comprender, autoridad para dirigir una clase...Y bien, ese ser miserable que soy será, lo siento, justificado si lo ofrendo. Lo es ya, puesto que hay seres a quienes doy cierta conformación. Pero, oh carne, no te glorifiques. No quiero ser más que un servidor"

Letras de Jacques Lévy; estudiante israelita muerto en el infierno de Auschwitz (Campo de Concentración). Quien sometido al horror de una suerte sin esperanza, expresaba el sentido de su sacrificio. Muestra de caridad y humanidad ofrecida a los hombres.

lunes, 3 de mayo de 2010

Qué es lo absoluto? y lo relativo qué es?

Ambas preguntas abiertas, amplias para dar vueltas en tu mente, y convertirte en un ser más pensante y no estático, hace rato que lo estoy siendo; estática, hay veces que opto por el fácil camino de pensar menos y atribuirme de lo ajeno, pero qué es ajeno si todo en este mundo no es de nadie, y lo material simplemente es efímero, mis ideas siempre son propias, a veces erradas, sí lo sé, a veces asertiva, muchas veces.Y qué hay del presentimiento o la intuición, las prefiero ante un frío razonar. Siempre he sido Yo, equivocada o natural, sin máscaras... pero en una sorpresiva ocasión me dí cuenta que era capaz de ser otra; y siendo otra conocí mi lado travieso, por así llamarlo, hice de las mías, reí, jugué, viví intensamente nueve días y sus nueve noches...

Y entonces hoy día como consecuencia de esos instantes me estoy cuestionando, lo relativo y lo absoluto, mi vida cambió por unos días, porque yo así lo quería, pero me vino el antiguo prejuicio de querer ser honesta y transparente, desenredar mi juego, poner las cartas sobre la mesa, y al descubierto...porque dentro mío estaba ya sintiendo un placer culposo... Y he dejado que la oportunidad se esfume de mis manos, fue tan real mientras duró, cada palabra, cada sensación, cada risa, cada imagen soñada...y lo que al final no dejó de ser,una relación a "distancia y tiempo" virtual.

Y este medio día han vuelto a mí algunas sensaciones, pero ya me sentía vulnerable, era yo misma y no la otra mujer, y me da temor y a la vez ansias de retomar aquella especial oportunidad de vivir libremente esta experiencia. ¿Puedo aún retomar algo que no dejé que pasara cuando debió fluir no más?...Un fin de semana que no llegó, después de tanto derroche y entusiasmo mental. Sé que la contraparte_lo presiento_ prefiere su orgullo y soberbia. Y yo misma lo quise así.