viernes, 23 de julio de 2010

Antes que tu cerebro fuera tu mente ya era.

Pedir la Fuerza

Por el hilo conductor La Fuerza llega desde el alma a la mente, en la mente el receptor y administrador de la misma es el subconsciente quien viene por el alma programado para el uso de La Fuerza. El subconsciente no discrimina pero sí acata lo que el consciente anhela para bien o condiciona para mal, en especial si es una idea reiterada y que se cree con convicción. Sobre La Fuerza Prentice Mulford, uno de los varios magistrales pensadores sobre la mente que iniciaron el siglo XX, enseñó:
La fuerza es la energía mental que debe ser usada y bien aprovechada. Cuando el hombre conozca su fuerza y sepa usarla no habrá enfermedades, no habrá guerras y el mundo será un mundo mejor. Todos tenemos la fuerza, su energía influye en lo positivo y en lo negativo, trasciende más allá de nosotros e influye en otros y en la naturaleza. Debemos aprender a canalizarla sólo hacia lo positivo, como ya lo decía el hombre sabio de la antigüedad: “Aquello que quieras hacer, hazlo con toda tu fuerza”. Para lograrlo se recomienda pensar que tenemos la fuerza, pedirla a nuestro YO para orientarla sólo a lo positivo, durante el día no pensemos en enfermedad o fracaso, es desperdiciar energía y hacer que el cuerpo se enferme y fracasemos al canalizar con el pensamiento la fuerza a lo negativo. No estés satisfecho con lo que tienes, existen mejores logros delante, el éxito y la felicidad dependen sólo de lo que se piense para sí mismo en la vida. Eres lo que piensas y piensas lo que eres, eres todo el tiempo el producto de tus pensamientos, y sólo tú puedes hacer el cambio en tú vida. Fija en lo interno nuevas imágenes positivas y atraerás lo positivo hacia ti.

Técnica

Cerrar los ojos, sentir que uno se va hacia lo interno.

Mentalmente repetir:
Pido la Fuerza... Pido la Fuerza... Pido la Fuerza...
Mi subconsciente mental que es sabio y poderoso recibe la fuerza que me la hace llegar a cada instante para poder vivir y cumplir con mis metas y anhelos...

Yo quiero sentirme mejor.
Pido ayuda a mi subconsciente.
Mi subconsciente sabio y poderoso me hace llegar la Fuerza para sentirme mejor.
Hoy me voy a sentir mejor... me voy a sentir mejor... me voy a sentir mejor...

Esto es un ejemplo, cada cual verá que anhela para pedir la Fuerza y que el subconsciente mental se la haga llegar y pueda ser realidad. El método cumple con los requisitos de hacerlo en interiorización, pedir un anhelo realizable con fe y hacerlo de manera repetitiva. La diaria práctica convence al subconsciente de ese anhelo y se moviliza más allá de tiempo y espacio, contacta con otros subconscientes y potencias afines, haciéndonos llegar la Fuerza. De la actitud mental consciente de uno será el resultado...

Hay estudiantes temerosos al fracaso y, lo que estudian se les bloquea en el examen. Os recomiendo visualizar el día del examen y ver que puedes responder bien. Pide la Fuerza... repite:
Yo quiero tener éxito en el examen.
Pido ayuda a mi subconsciente.
Mi subconsciente sabio y poderoso me hace llegar la Fuerza para que me vaya bien en el examen.
En mi examen me va a ir bien... En mi examen me va a ir bien... En mi examen me va a ir bien...


Si puedes estudia con la compañía de música barroca para cuerdas que aumentará tu concentración y capacidad de asimilación y retención de lo que estás estudiando.

El método ayuda a perder el miedo escénico y a recuperar autoestima, confianza y motivación... Cuidado con el exceso de confianza, te irá bien en la medida que hayas estudiado bien...

"Acá tan sólo se expone, nada se impone. Se expone para que quien lo lea por sí mismo decida lo que es válido o no"
Iván Seperiza Pasquali

No hay comentarios: