sábado, 7 de agosto de 2010

...¡¡¡¡ gloria!!! entre estas cuatro paredes

jajajauhmmmm ....son espasmos,son gemidos, son  por él.... a causa de "Él", que en mi mente va y viene, esto es gloria, máximo placer sin con él estar............¡mantención, masturbación, manutención,magnificencia, magnánimo, ALEJANDRO MAGNO!
El sueño reponedor se asoma, mi mirada se despide de las estrellas y luceros,que han invadido mi cielo de pino oregón...seguro que es de pino oregón?
Hasta mañana Mi Amor...

martes, 3 de agosto de 2010

Silvio es un romántico revolucionario...como el mismo AMOR

SUEÑA, SUEÑO, HE SOÑADO SIEMPRE


Entre las luces más bellas, duerme intranquilo mi amor, porque en su sueño de estrellas, mi paso en tierra es dolor...
Más si yo pudiera hacerle, miel de abejas en vez de sal, hay que tentarle a la suerte, que valiera su soñar...
Sueña en plena libertad, sueña lo que hay que callar, y si lo he merecido, sueña MI FELICIDAD

Imagínate que somos nosotros, tu y yo para siempre



Silvio Rodríguez, tu poesía ya existía cuando emprendí el vuelo, y sentí la libertad en mis alas, si era una Dama Bella Universitaria

Los punteos se oyen desde el cielo


No hay nada aquí, sólo unos días que se aprestan a pasar,sólo una tarde en que se puede respirar un diminuto isntante inmenso en el vivir, después mirar la realidad y nada más...

Silvio, eterno poeta



De mis mejores tiempos, debo reconocer mis años en la UNAP.Por allá en el 87, cuando Silvio Rodríguez el trovador cubano me acompañaba en mis horas de trasnoche, en mis horas de juego también..jajaja No existían para mi, las horas de soledad.

Un deseo...un barredor de tristezas



Si me dijeran pide un deseo, preferiría un Rabo de Nubes.....Hermoso Rabo de Nubes, un barredor de tristezas...ese si es un deseo!

...ni el recuerdo los puede salvar



La cobardía es asunto de los hombres, no de los amantes
los amores cobardes no llegan a amores ni a historias,
se quedan allí..............
ni el recuerdo los puede salvar,
ni el mejor orador conjugar.
Veo una luz que vacila y promete dejarnos a oscuras,
veo a un perro ladrando a la luna, con otra figura que recuerda a mí.