martes, 12 de octubre de 2010

Sobre la razón del Dolor y el Sufrimiento

El que teme al sufrimiento,
sufre ya lo que teme.
Pascal Blaise (1623-1662).


Cada persona es diferente a la otra y su dolor y sufrimiento lo son de tipo específico por una personal razón de ser: No estamos capacitados para superar y eliminar el dolor y el sufrimiento. Mediante una acción-reacción personal podremos aliviarlo con el conocimiento y comprensión de su causa y justa razón de ser.

En la Vida Todo tiene su razón de ser aunque lo parezca sin razón y esa razón es la que se olvida al momento de nacer. Ese manto de olvido también tiene una natural razón de ser.

No somos del mundo. Somos seres eternos en tránsito evolutivo por el mundo. La causa del dolor y sufrimiento está dada por nuestro apego a la ilusión de lo transitorio y perecedero olvidando lo permanente e inmortal. A menor apego mundano; mayor posibilidad de aliviar el dolor y el sufrimiento. La mente al atisbar una realidad transpersonal es afectada por la ansiedad y la duda, frutos de la tensión ante lo desconocido que se atisba. El hombre masa-común no controla sus bajas emociones, ni desea hacerlo. Cuando ellas surgen las acepta como algo natural y vive esclavo de esas emociones de bajo nivel vibratorio. Con la evolución aprende, por propia experiencia, que tiene que controlar y dominar esas negativas emociones activando los buenos sentimientos y los correctos pensamientos, los que, de manera gradual nos ayudan a entender el dolor y el sufrimiento.

La Milenaria Sagrada Enseñanza destaca que varios son los peldaños de la escalera a escalar hacia la cumbre de la liberación de los lazos de la materia, uno de ellos es el del dolor, otro el del sufrimiento. Ambos, se superarán de manera gradual por evolución.

No hay comentarios: