miércoles, 7 de marzo de 2012

Que llueva, que llueva....


¡Oh confuso amor!


                                                         A veces, te enamoras
                                                           más de las heridas
                                                          que de la sanación.

No hay comentarios: