sábado, 24 de marzo de 2012

...retorno de instantes

Silente corazón tal como un lienzo de òleos grises .........algún día todo el arcoiris pasó por el. Entonces la hora del atardecer no era para apagarse, al contrario se venía melódicamente como alfombra roja para aquella luna que vistosa se aparecía en nuestra ventana, en plena noche, o casi al amanecer, luna que siempre se dejaba ver, nunca me has sido indiferente, y siempre contigo quise compartir y apreciar su belleza, su esplendor, su inmensidad, su totalidad, como creía que era nuestro amor...hoy la luna me parece un satélite, un astro y casi,casi nada si está
nublado....

No hay comentarios: