miércoles, 6 de junio de 2012

ilusión y locura

Lo sentí; no fue una
separación, sino un desgarramiento;
quedó atónita el alma, y sin ninguna
luz, se durmió en la sombra el pensamiento.
 
Así fue; como un gran golpe de viento
en la serenidad del aire. Ufano,
en la noche tremenda,
llevaba yo en la mano
una antorcha con que alumbraba la senda,
... y que de pronto se apagó: la oscura
acechanza del mal y el destino
extinguió así la llama y mi locura.

Ví un árbol a la orilla del camino,
y me senté a llorar mi desventura.
Así fue, caminante
que me contemplas con mirada absorta
y curioso semblante.

Yo estoy cansado, sigue tú adelante;
mi pena es muy vulgar y no te importa.
Amé, sufrí, gocé, sentí el divino
soplo de la ilusión y la locura;
tuve la antorcha, la apagó el destino,
y me senté a llorar mi desventura
a la sombra de un árbol del camino.
LUIS G. URBINA

2 comentarios:

Carolina Angélica dijo...

Darse por vencida es quedarse sentada a la orilla del camino y llorar, después de haber llorado ya....si bien es cierto, o más bien siento que no importan las lágrimas, estas fueron necesarias para mitigar el desgarro de mi alma, la que hoy vive esta nueva, sin embargo antigua ilusión, es lo absurdo del amor, lo mágico del amor, lo que jamás se apaga, esa llama divina y tan propia de un corazón como el mio y como el tuyo, amor de mi vida...

humberto pablo dijo...

¿¿¿Qué es el amor??? Defínelo en un hermoso verso…
Amor es el tanatos y la libidos, que juntos se entrecruzan buscando sus destinos...uno tomara parte del otro ,para vencer con el, en su mas ardiente deseo a su amoroso contendiente , que digno, se dejara tomar en el maravilloso carruaje de su vencedor ......este hombre de letras sumido en tu pasión , marca con sus letras… su mas ardiente canción de amor, que sonara en tus lujuriosos oídos...pues tu, mi amor, eres además la mas dulce hembra, de amores plenos jamás conocidos y que hombre alguno saboreo jamás..Eres el alba que trae con ello su luz...eres el dulce refrigerio para el sediento caminante de tan árido desierto....tu con esa tu luz, que en tus bellos ojos, me marco el sendero de tu cuerpo