martes, 30 de marzo de 2010

Una Verdad Superior

Aceptar mis sentimientos buenos y no condenar los negativos...ya que los negativos como la pena, las preocupaciones, las dudas y el sufrimiento son tan útiles y valiosos como los sentimientos positivos.
Hace unas horas atrás descubrí que, apreciando un sentimiento de venganza,que por cierto, es un sentimiento negativo; me puse en contacto con mi COMPASIÓN, que obviamente es un sentimiento positivo.

Ocurrió así: luego de recibir (lo que a mí me pareció)ya varias críticas y/o comentarios maliciosos de una ANÓNIMA persona, me encontré con una serie de fantasías de venganza. Traté de aceptarlas,pero sentí que estaba atascada y que no ocurría nada productivo. Entonces se me ocurrió hacer algo más que simplemente aceptar mis fantasías. Traté de dejarme llevar por ellas. Traté de gozarlas y de hacerlas mejores y más grandes aún. Y ocurrió algo sorprendente_ luego de haber fabricado un final particularmente "odioso" a una de estas fantasías, súbitamente ví a esta persona "reconocida", pero anónima para los efectos, la ví con una nueva LUZ_ entendí su punto de vista_y sentí una COMPASIÓN y un afecto que no había experimentado antes.

En la mente no caben al mismo tiempo (instante) dos pensamientos opuestos.Por lo tanto la forma de debilitar un pensamiento negativo es la de tomar conciencia de su existencia y oponerle de inmediato su opuesto positivo.

No hay comentarios: