lunes, 12 de abril de 2010

Una de mis favoritas

Deschavetados; la chifladura no es un estigma ni el disparate una mácula. Entre el crimen y el suicidio, la locura es una alternativa sensata. Yo prefiero esta sensatez, la de la locura. Claro que sí, porque cuando entras en razón irremediablemente dejas de estar loco o loca, y te enfrentas a tu verdadero Ser y frente a tus acciones ya sin remedio, ni vuelta atrás, está la línea en que puedes elegir matar y/o suicidarte.

No hay comentarios: