martes, 29 de junio de 2010

Ego Sum Lux mundi

Una cosa primera tenéis que saber y a las futuras generaciones dejar: El Padre es Padre para TODOS los humanos por igual. Sois hermanos y ninguno por razón alguna por el Padre es discriminado y por vosotros tampoco lo deberá ser. Creyentes o no creyentes, buenos a malos, llegará el día en que entre todos habrá amor filial y conoceréis los Propósitos del Plan de Dios...

Una cosa segunda tenéis que saber y a las futuras generaciones dejar: El hombre es un ser divino en breve tránsito por la forma física.

Una cosa tercera tenéis que saber y a las futuras generaciones dejar: Nada de lo obrado por el hombre daña a su alma. Lo que es justo y bueno la beneficia.

Una cosa cuarta tenéis que saber y a las futuras generaciones dejar: Esta vida es un tránsito cuyo puente es el mundo que debéis cruzar sin permanecer en él. Muchos tránsitos son necesarios antes de cruzar el puente.

Una cosa quinta tenéis que saber y a las futuras generaciones dejar...

Lo que hay en este mundo es la imagen de aquellos que en él habitan. Lo que hay en aquel mundo es la imagen de aquellos que se encuentran en él. Lo que es realmente bueno jamás será parte de este mundo por ser ya parte de aquel mundo.

He venido a hablarles de lo que es, lo que era y lo que ha de venir, para que comprendan lo que es invisible y lo que es visible.

Cada hombre es un ser divino en un tránsito por la Tierra. Dios es AMOR, PERDÓN, COMPRENSIÓN y no castigo, si no hay padre humano e imperfecto que condene a sus hijos de por vida ¿con qué derecho entonces dudar del Amor del Padre Eterno? No existen enfermedades fruto del pecado de los padres ni demoníacas posesiones del que cae enfermo. La enfermedad es purificación que algún día entenderéis. Quien lleva dignamente la enfermedad es un bendecido y ninguno es un maldecido. Cada mal tiene una justa razón de ser que, a su debido tiempo, cada uno entenderá. Por ahora solo aceptad que Dios es AMOR y no castigo. Ninguno será juzgado pues Dios está por sobre vuestra ignorancia que os hace pecar y que un día será Sabiduría. Dios no os desea el mal, la enfermedad, la injusticia ni os condena. ¿Podéis entender esto tan simple? ¿Si vosotros no sois capaces de hacerlo con vuestros hijos por qué entonces rebajáis a Dios al nivel del peor padre humano? El pecado es ignorancia y dejará de ser cuando adquiráis la Sabiduría. Entender a Dios está por sobre la inteligencia y entendimiento humano. Entender el Plan Divino está por sobre la inteligencia y entendimiento humano. Mirad las estrellas ¿qué veis? No sois capaces de apreciar allí el maravilloso orden cósmico en una creación infinita de Dios en que nada es al azar y todo responde a una justa razón de ser.

Vosotros sois divinos en un tránsito por la forma física, tránsito necesario que ya entenderéis. Ninguno puede ofender a Dios ni al Padre porque vuestras ofensas no los alcanzan, solo podéis ofenderos entre vosotros. Dios no es juez, un padre no es un juez de sus hijos... Al morir ninguno será juzgado. ¿Podéis acaso suponer que el Amor juzga, condena y castiga...? El Amor solo da Amor y nada pide a cambio.

YO SOY la voz del que clama en el desierto de la soledad. Significa que cada uno debe sentir que es un Yo individual que está por sobre lo grupal y se encuentra aunado con el Padre Espiritual que compenetra el mundo. Sois el reflejo de la Luz para el mundo. Ese yo aislado tiene su fundamento en Dios. La terrestre etapa vuestra tendrá su madurez y cada uno en lo interno experimentará un cambio que lo llevará por si sólo a realizar lo Justo y lo Bueno. Entonces el Bien se hará no porque la Ley lo dice sino porque el impulso de manera natural viene desde el alma. Esa gracia está en vosotros y es la facultad de llegar a manifestar el Bien por voluntad interior. Esta necesaria existencia terrenal conduce al hombre desde las tinieblas del exterior a la luz en su interior.

Cada persona es única, es libre y tiene su propia vida e individualidad, cada persona es un espíritu de Dios cuyas almas las hay más adultas y más jóvenes. Para Dios no hay hijos de primera o de segunda, solo hay hijos más despiertos o más retrasados en su natural proceso de apertura mental al Amor. Durante el ciclo de vidas todos despertarán. La salvación o Despertar no es un premio, es un derecho vuestro. Son ustedes los que apagan la luz y atraen las desgracias con vuestro modo de pensar sin Amor. Es preciso morir como es necesario que la semilla sea enterrada. Para renacer es necesario el sueño de la muerte. Los pecados de vuestros padres no pueden ensombrecer vuestro futuro. No se debe dejar de pecar por el temor a la muerte, sed como sois y en lo que sois intentad ser mejores. Primero sed hombres mortales y si estáis en ese bajo nivel es con el fin que con vuestra humanización descubran el sendero hacia la Divinidad. Quien descubre su origen divino nada teme, sólo se temerá a sí mismo.

Ego Sum Lux mundi; Yo Soy la Luz del mundo. Ego Sum via, veritas et vita; Yo soy el camino, la verdad y la vida. Hoc est praeceptum meum ut diligatis invicem sicut dilexi vos; Este es mi mandamiento: Que os améis unos a otros, como yo os he amado. Hoc facite in meam commemorationem; Haced esto en memoria mía. Non enim veni vocare iustos sed peccatores; No he venido a llamar a los justos, sino a los pecadores. Non est opus valentibus medico sed male habentibus; Los sanos no tienen necesidad del médico, pero sí los enfermos. Simile illi diliges proximum tuum tamquam te ipsum; Amarás a tu prójimo como a ti mismo.

Os daré lo que ningún ojo ha visto, lo que ningún oído ha escuchado, lo que ninguna mano ha tocado y lo que la mente humana no ha pensado. Lo que os revelaré es para quien está preparado a recibirlo... Proceden de la Luz, el lugar en donde la Luz fue por sí misma, se estableció y se hizo manifiesta por medio de Su Imagen. Como hombre sois un espíritu infinito de Vida que hoy en vosotros se ha abierto a la Luz y vuestro reflejo será desde lo no visible... Llegará un día en que muchos focos humanos se encenderán y resplandecerán en lo visible, abrirán su mente a la Luz y el Amor de quien retorna al mundo a consolidar los propósitos del Plan Divino para con ustedes... Ahora ascenderé al lugar del que vine y desde donde regresaré.

No hay comentarios: