lunes, 4 de octubre de 2010

El Amor...perpetuo insatisfecho.

El amor se enfrenta a todo lo establecido, a todo lo estipulado porque es libre por definición y no está sujeto a ninguna regla ni institución; es trasgresión o “hamartía”. El amor trasgrede porque desafía nuestra condición mortal al anhelar “el instante”; nuestra ventana a la eternidad.

El instante es  “nuestra ración de paraíso”. El amor está vinculado a la soledad pero por oposición binaria; es lo contrario; el amor es establecer una comunión:

Amar:
hacer de un alma un cuerpo,
hacer de un cuerpo un alma,
hacer un tú de una presencia.

El amor configura la identidad al destruir el dualismo. “La Puerta Condenada” a los recuerdos y los fantasmas del inconsciente:

Amar:
abrir la puerta prohibida,
pasaje
que nos lleva al otro lado del tiempo.

Amar implica  arriesgarse, atreverse a vivir; “abrir la puerta condenada” ; lanzarse a la vida y con ella echarse a los brazos tibios de la muerte también.

Amar es perderse en el tiempo,
ser espejo entre espejos,

Amar es entonces, ignorar la sucesión del tiempo cronológico y habitar el tiempo mítico donde el ritmo es circular; amar es desafiar la eternidad, nuestra condición de mortales, ser reflejo del espíritu de los otros; representarlos.

El tiempo es el mal,
el instante
es la caída;
amar es despeñarse:
caer interminablemente,
nuestra pareja
es nuestro abismo.

Tocamos el abismo del tiempo al entregarnos a otro ser mortal como nosotros; amar es caer en las tinieblas del tiempo.

El amor  aparece vinculado al erotismo y a la sexualidad y por ende, a la fuente de la vida:

Amar: una variación,
apenas un momento
en la historia de la célula primigenia
y sus decisiones incontables.
Eje
de la rotación de las generaciones.

El amor implica rebeldía, subversión,
Transgresión
de la fatalidad natural,
bisagra
que enlaza destino y libertad...

El amor es una atracción hacia una persona
única: a un cuerpo y a un alma. El amor es
elección; el erotismo aceptación. Sin erotismo
-sin forma visible que entra por los sentidos- no
hay amor; pero el amor traspasa al cuerpo deseado
y busca al alma en el cuerpo y, en el alma, al cuerpo;
a la persona entera.

2 comentarios:

Carolina Angelica dijo...

...El Amor? ......hasta dónde nos puede llevar, cuáles son sus límites,sé de Amores...................ómo una enfermedad, sin cura.

Carolina Angelica dijo...

TEN FE HERMANO AMIGO.
ERES LIBRE.
CON ESPERANZA Y VALOR:
ELÉVATE POR SOBRE LA NEGATIVIDAD.
ELÉVATE POR SOBRE LA DUDA.
ELÉVATE POR SOBRE LA INCREDULIDAD.
ELÉVATE POR SOBRE LA DESESPERACIÓN.
ELÉVATE POR SOBRE LA FRUSTRACIÓN.
ELÉVATE POR SOBRE LA TRISTEZA.
ELÉVATE POR SOBRE EL ESCEPTICISMO.
ELÉVATE POR SOBRE LOS PREJUICIOS.
ELÉVATE POR SOBRE EL TEMOR.
PROYECTA LA MENTE HACIA EL FUTURO.
Y, misteriosamente, entonces, comprenderás que nos aguarda un:
ESPLENDOROSO Y RADIANTE FUTURO